Poleras

polera.jpg

                                                                                                 Por Doña Cocoroca

1288054754310-do_a_cocoroca.jpg

Un tema a simple vista extraño de mencionar y que sin embargo esta lleno de anécdotas en cada pareja, tiene que ver con las poleras. 

Recuerdo que una vez mi hermana quiso regalarle a su entonces novio una polera para navidad. Su novio era de gustos algo estrafalarios que no siempre agradaban a mi hermana, así que ella decidió guiarlo un poco y hacerle ese regalo.  Buscó por días completos una prenda que fuera de su agrado, hasta que al fin dio con ella.  Al novio le gustó mucho, y ya que era una polera tipo deportiva decidió estrenarla en un paseo a un sector poco concurrido y recóndito que incluía caminatas en los cerros, playa y ese tipo de actividades.

Por alguna razón que no logro recordar, mi hermana le pidió prestada la polera a su novio, ya que debajo llevaba solo un bikini, y así partió a una caminata por los cerros junto a todos los demás. Derrepente nadie más la vio….desapareció del mapa por unos 15 minutos.

Todos nos preguntábamos que se había hecho, cuando en eso vemos a lo lejos caminar una chica en puro bikini….era mi hermana.

Su novio le preguntó extrañado " ¿y mi polera?"

Ella algo avergonzada no pudo mentir:  " es que me dieron ganas de ir al baño y no llevaba confort"

El:  "y donde la dejaste"

Ella: "estas loco si crees que vas a ir a buscarla, además la enterré".

Y ese fue el inesperado fin de la polera deportiva.

También recuerdo que un buen día, la misma hermana ya casada, decidíó esperar que mi cuñado saliera de la casa para sacarle a escondidas una polera que detestaba, y así botarla a la basura. Ella consideraba esa polera un objeto horrendo que no merecía compasión, ya que la avergonzaba cada vez que él se la ponía, así que decidió acabar con dicha prenda, total….si alguien preguntaba, ella negaría cualquier responsabilidad…la causa era noble.

Sin embargo, antes de botarla cometió el error de darle un último uso de trapero para el piso, y se puso a limpiar toda la casa hasta que la polera quedó más café que la misma mierda.

En eso llegó mi cuñado que tuvo que devolverse a buscar algo que olvidó en casa y, dado que era su polera favorita, la reconoció enseguida a pesar del lamentable estado en que se encontraba. 

Y el muy cochino la sacó del palo de la escoba, y la hecho a la lavadora…la ploera aun está en su armario después de 10 años de este incidente, y de vez en cuando aun hace pasar vergüenzas a mi hermana luciéndola en alguna ocasión importante.

Yo recuerdo que mi primer pololo, allá por el año 1989, usaba una polera que de verdad me avergonzaba mucho, y yo como estaba tan babosamente enamorada nunca me atreví a decirle que jamás en mi vida había visto una polera más horrible, era de esas cortita que mostraba el ombligo al estilo entonces pasado de moda, de los años 70 o 80 en las películas norteamericanas. El era todo un macho, pero su polera era tan afeminada, y el pobre nunca lo supo…..por un lado mejor, a veces la ignorancia da felicidad, o más bien evita el sufrir.

Asi con las poleras…..

|

Comentarios

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar